Increíbles Mitos y Realidades sobre el Embarazo

Cuando uno es papá primerizo regularmente surgen dudas y acudimos a nuestros familiares y amigos incluso Internet para buscar respuesta, sin embargo hay veces que quedamos con más dudas o nos llevamos información incorrecta y aunque muchas de ellas no tienen consecuencias existen algunas que pueden causarnos molestias.

Un mito muy común es la creencia de que se debe de comer por dos cuando se está embarazada, pues según los especialistas este es uno de los peores mitos ya que si no se tiene una dieta balanceada la cual deberá de contener los nutrientes necesarios para el bebé, el no cuidar la alimentación o abusar de ello puede tener graves consecuencias como la diabetes gestacional. Por lo que es FALSO este mito.

Algunas mamás deben de tomar ácido fólico. Esto no es del todo cierto, la verdad es que es una acción recomendada a todas las mujeres embarazadas, incluso la toma antes de la concepción puede ser benéfico. Este medicamento ayuda a disminuir el desarrollo de malformaciones a nivel del sistema nervioso como la anencefalia, espina bífida, entre otras.

Si no cumples con los antojos tu hijo puede nacer con manchas o algo peor. Aún hoy se desconoce el porqué de los antojos y no hay evidencia de manchas o cosas debido a la falta de darte gusto, incluso los científicos no se ponen de acuerdo si el antojo corresponde con lo que tu cuerpo o bebé necesitan por lo que los expertos recomiendan seguir tu antojo de forma moderada y consultando a tu médico.

La forma y altura del vientre pueden indicar el sexo de su bebé. La creencia popular que afirma que si el vientre de la futura mamá está bajo o está puntiagudo, es un niño, y si está alto y redondo, una niña, simplemente no es verdad. La forma y altura del vientre están determinadas por el tono muscular y uterino y por la posición del bebé. Por esto, es posible que alguien crea que su bebé es un varón al ver que usted tiene el vientre bajo, cuando en realidad el bebé simplemente ha descendido hacia la pelvis porque se acerca el día del parto o simplemente encontró una posición más cómoda.

Las mujeres primerizas tienen alta probabilidad de parto prematuro. La probabilidad de parto prematuro es baja y sólo aumenta cuando hay factores asociados que incrementen el riesgo de prematuridad, pero el hecho de ser madres primigestas no implica una alta probabilidad”

El café está prohibido cuando está embarazada. Esto es falso, el consumo de café no está contraindicado durante el embarazo, pero su ingesta debe ser moderada, así como también de otros líquidos que contienen cafeína, como bebidas y té.

No es recomendable bañarse en piscinas. No está contraindicado el baño en piscinas. Lo que sí se debiera evitar son los baños en saunas o tinas muy calientes porque hay una disminución de oxigeno que podría afectar a la madre y por ende al feto.

Los hombres también tienen cambios hormonales. Esto es totalmente cierto. Sabemos bien que las hormonas maternas se alborotan y cambian sus niveles en un rango increíble no es novedad. Ahora bien, según un estudio publicado en Evolution and Human Behavior en el año 2000, las hormonas paternas también se modificarían durante el embarazo. Los niveles de testosterona en un hombre que espera un hijo disminuyen, así como aumentan sus niveles de prolactina -la hormona que en la mujer es responsable de la formación de leche-. Los investigadores sugieren que estos ajustes del organismo podrían ayudar a los hombres a convertirse en padres.

Se puede elegir el sexo del bebé. Según la teoría del doctor François Papa y la periodista Françoise Labro, de 1984, se podría demostrar científicamente “la influencia de la alimentación de la madre en el sexo del niño que va a nacer” por el balance de ciertos minerales y su eficacia sería del 87 por ciento.

Así lo defiende la bioquímica Adriana Baretta, que actualiza el método y promete un 98 por ciento de garantía.

Lácteos como leche, yogur y queso fresco para una pequeña niña y jugos naturales, fruta y pescados ahumados para un varón. Estos alimentos modificarían el PH del moco cervical de la mujer, para que llegue al óvulo un espermatozoide XY, para un niño, o XX, para una nena. Si bien existe un margen de fracaso, el balance entre sodio, potasio, calcio y magnesio en el cuerpo de la mujer antes de embarazarse podría determinar el sexo del bebe.

Existen muchos mitos en torno al embarazo, tantos que no terminaríamos, pero creemos que estos son los más comunes.

Aquí les dejamos algunos datos útiles y reales sobre el embarazo:

  • Dura entre 38 y 40 semanas, 280 días (+/- siete).
  • El embrión suele llegar a medir 45 centímetros y pesar tres kilos, en promedio.
  • La placenta, el nuevo órgano que se genera con una forma parecida a una torta, tiene un volumen promedio de 500ml.
  • El líquido amniótico, donde “flota” el niño, es de un litro.
  • Se gana, en promedio, entre 11 y 13 kilos en todo el embarazo. Cinco le corresponderán al niño y seis a la madre.

Para el mundo eres su madre, pero para tu bebé eres el mundo.