Los perros y las mudanzas

Regularmente cuando nos vamos a mudar estamos preocupados por que todo salga bien, no se nos olvide nada, llevamos algún tiempo preparándonos para ese ese día y que el estrés sea el menos. Pero, ¿Qué significa la mudanza para nuestra mascota? Imagina que un día llega tu mejor amigo o amiga, te sube a su auto y llegan a una mansión totalmente desconocida, llena de cajas, ruidos, ecos, un desorden increíble, donde todo mundo anda corriendo y no tienen tiempo para ti, para ayudarte a entender lo que pasa, lo primero que pasa por tu cabeza es: ¡Ya me quiero ir a mi casa!, corres con tu amigo y le dices que ya te quieres ir, corres a la puesta diciéndole, ¡ya estoy listo para regresar!, pero nunca regresas….

El proceso de adaptación de una mascota en la nueva casa requiere paciencia, ayuda, tiempo y cariño, pero puedes hacer que el trago sea menos difícil para tu compañero si sigues estos fáciles concejos.

Antes de la mudanza:

  1. Muchas veces con forme se acerca el día de la mudanza el tiempo que le brindamos a nuestra mascota se va reduciendo debido a los preparativos, empaque de bienes, nervios, etc., esto hará que el estrés de tu compañero empiece a crecer, es por eso que debes seguir con sus paseos diarios, esto le ayudará a estar tranquilo.
  2. La nueva casa. Es importante que visite su nueva casa, la conozca, le presentes su nuevo lugar, pasen ahí un par de horas de ser posible. Lleva sus cosas, juguetes, cama, etc. Juega con él o ella. Entre más realices esto la transición será mucho más sencilla.
  3. Acostúmbralo al viaje. Si lo vas a trasladar dentro de una transportadora, acostúmbralo a ella.

Durante la mudanza

  1. Antes de que llegue el camión. Es imprescindible que pasee tu mascota antes de iniciar con el proceso. Tú mascota llegará relajado y posiblemente cansado dejándote dirigir tu mudanza.
  2. Alejarlo del caos. Es mejor que tu mascota no se encuentre cerca del movimiento, esto podrá estresarlo por lo que una guardería o visita a casa de amigos es mejor. Sin embargo, en casa de ser imposible esto:
  3. Cariños. No olvides darle tiempo a tu mascota de vez en cuando, acariciarlo, hablarle, etc., esto mantendrá a tu amig@ relajado. Mucho ojo, no te detengas a jugar con él o ella, esto podrá causar un grado de exaltación por querer jugar y no poder saciar.
  4. No lo separes de sus cosas. Procura que viaje con sus cosas, no tires ningún mueble, juguete, o ítem que él o ella aprecien. El no tenerlo en su nuevo espacio podrá causar ansiedad. Así mismo, no laves sus pertenecías, recuerda que los olores para los animales son importantes.

En la nueva casa

  1. Mantener la rutina. Si tu mascota salía a pasear todos los días por la noche, no dejes de hacerlo.
  2. Es importante que tu mascota se sienta libre de explorar su nueva casa y alrededores por lo que los paseos serán importantes.
  3. Hora de dormir. Un aspecto que le ayudará mucho es tener algo que tenga tu olor cerca por lo que te recomendamos que el día de la mudanza utilices una prenda que le puedas regalar, esta prenda tendrá tu sudor impregnado lo que le ayudará a estar tranquilo. Colócalo en su lugar de dormir.
  4. Aspecto social. Procura que conozca a sus nuevos vecinos, sin embargo, es de suma importancia que lo haga en lugares neutrales, lejos de las casas de ambos.

Sigue estos fáciles consejos y te aseguramos que tu perro se adaptará fácilmente a su nuevo hogar.