Influencia del orden y la limpieza para el éxito

Roberto vive solo en un departamento y un buen día llega a su casa y encuentra el fregadero lleno de trastes, finge no verlos y se va a hacer otra cosa, el día siguiente hay más, al cabo de varios días ya no quiere llegar a su casa porque le desanima y procura evitar el momento de tener que ir. ¿Te suena familiar? ¿Alguna vez te ha sucedido?

¿Sabías que la limpieza y el orden influye en tu éxito?, ¿Te has percatado que los nuevos modelos de oficina prácticamente no tienen cosas, son lugares con mucho espacio? Esto se debe al efecto que el orden tiene en nuestro cerebro. Un cerebro sano busca congruencia y simetría en las cosas, entre más espacio tenga un área más a gusto se encuentra casi cualquier individuo ya que es posible reinventarse en un área abierta.

El desorden nos causa desánimo y baja la predisposición al trabajo, es por ello que Roberto, en vez de lavar los trastes en el fregadero, da la media vuelta haciendo de esta acción un círculo vicioso que en vez de promover las ganas por el trabajo y limpiar la casa, causa pesar, repulsión y tristeza, pudiendo causar depresión.

El desorden, históricamente y culturalmente, está relacionado con la pobreza, las películas hacen uso de este recurso para denotar miseria; si recordamos la película “El Perfume” escrita por Patrick Süskind, una vez que nace Jean Baptiste Grenouille, es enviado a un orfanato donde el desorden y la suciedad se encuentra por todas partes, nos es claro que es un lugar donde la pobreza abunda y posteriormente es confirmado cuando Grenouille es vendido por unas monedas. Este tipo de imágenes están arraigadas en nuestra mente e inconscientemente tenemos relacionado la suciedad con la pobreza y sí, puede haber felicidad en la pobreza pero pocas veces puede haber éxito si no se cambia al orden.

En contraste, los lugares prósperos son lugares limpios y ordenados como los centros comerciales en donde vemos que entre más espacio, iluminación y acomodo, lo entendemos como algo más cómodo y lujoso, un lugar agradable donde estar. Esto también está registrado en nuestro inconsciente.

Ahora, enfocándonos en las personas exitosas, regularmente cuentan con los siguientes aspectos:

  1. Tienen agendas definidas
  2. La información siempre la tienen a su mano
  3. Saben donde pueden encontrar lo que necesitan
  4. Mantienen una buena actitud
  5. Siempre tienen una respuesta

Esto lo logran con orden ya que les permite un mayor control de su vida y con pequeñas acciones podemos fomentar una conciencia de éxito ya que nuestra actitud cambiará, tendremos un mejor control de nuestra vida porque nosotros tomamos la decisión del orden.

Nosotros te recomendamos estas pequeñas acciones con lo que podrás iniciar tu camino al éxito:

  1. Tiende la cama todos los días
  2. Dobla la ropa
  3. Coloca la ropa sucia en un cesto
  4. Lava tus trastes después de utilizarlos
  5. Coloca las cosas en su lugar

Con estos sencillos pasos estarás más cerca del éxito, te lo aseguramos.