¿Es coleccionista de vinos?, aquí le decimos cómo mantenerlos a salvo durante la mudanza.

Una colección de vinos regularmente toma mucho tiempo hacerse de ellos sin hablar de la cantidad de dinero que esto puede significar y lo típico que uno puede pensar al momento de una mudanza es querer llevarlos uno mismo en cajas y en el propio auto, lo cual puede no ser una mala idea sin embargo aquí te dejamos unos consejos para hacer este movimiento todo un éxito.

1. Llamar a un tasador

Para usted su colección tiene un gran valor pero, ¿realmente vale lo que usted cree? Es importante conocer cuánto es lo que tiene invertido en su colección por lo que puede acudir con su comerciante de vino y solicitarle que le proporcione el dato de un tasador calificado que le diga con exactitud cuánto vale su colección.

2. Fotografíe su colección de vinos

La mejor forma de tener un registro de su colección es a través de imágenes detalladas. Archive las fotos y tome nuevas cada vez que sea necesario.

3. Dígale a la empresa de mudanzas que tiene una colección de vinos de alto valor que tiene que ser transportada

Esta información es indispensable que la mencione al momento de contratar el servicio de transporte ya que existen preparaciones específicas que se deben de llevar a cabo para proteger la preciada colección.

4. Llene el formulario de inventario

Al hacer los arreglos para reubicar su colección de vinos, la empresa contratada deberá solicitarle llene un inventario, con esto garantiza que su colección vaya asegurada con una protección de responsabilidad limitada. Pregunte a la empresa sobre los planes de protección de vienes con los que cuenta.

5. Compruebe la temperatura

Cuánto más viejo es el vino, más delicado es, y por ende mayor el cuidado que se debe de tener para proteger su sabor. El vino finamente envejecido, debe ser almacenado a la temperatura adecuada para evitar que afecte la apariencia y el sabor.

6. Empaque su colección de vinos de manera correcta

Existen en el mercado cajas especiales diseñadas para proteger artículos frágiles. Las botellas de vino de corcho deben ser empacadas alrevés para que el corcho permanezca siempre húmedo y nuca empacar una botella de vino que ya se haya abierto.